MARRAKECH

¿QUE VER EN MARRACKECH?

La vieja y mágica Marrakech también llamada la «Perla Roja» por su color, llena de palacios, mezquitas, mercados y jardines, es una de esas ciudades que no puedes dejar de visitar. Su Medina rodeada por un gran muralla y puertas de entrada, es espectacular, donde alojarse en un riad es lo mejor que puedes hacer para disfrutar de la auténtica esencia de la ciudad.
Marrakech es la ciudad más visitada de Marruecos en la que encontrarás mucho turismo, llegando incluso a resultar un tanto agobiante si estás en la hora punta en los lugares más visitados, por lo que organizar bien la visita te ayudará a saborear la verdadera Marrakech.
Marruecos: tan cerca y tan diferente…no dejará de sorprenderte.

1- La Plaza del Jamaa el Fna

Foto: Tania Panades Tixé
La Plaza Jamaa el Fna es el centro neurálgico de Marrakech, todas las rutas por la Medina terminan o empiezan en esta plaza.
Quizás es el lugar más importante de la medina, tanto de día como de noche. Lo mejor de la plaza es la transformación que va sufriendo a lo largo del día.
Durante la mañana, puedes encontrar a los domadores de monos, los encantadores de serpientes, dentistas exponiendo sus últimas extracciones, músicos gnawa, tatuadoras de Henna (nada recomendable hacerse un tatuaje con ellas, suelen usar productos no naturales que irritan la piel), numerosos puestos de zumos de naranja y caracoles.
A medida que cae la tarde, empiezan a aparecer los puestos de comida dónde poder cenar, músicos improvisados, carretas llenas de dulces, contadores de cuentos, acróbatas, etc…
Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
Hay varias hipótesis sobre el nombre de la plaza, según algunos significa «asamblea de aniquilación» ya que era el lugar donde se ajusticiaba a los que delinquian y donde se exhibían las cabezas cortadas de los ajusticiados rodeando la plaza como si estuvieran celebrando una reunión. Otras teorías señalan que puesto que la palabra Yami también tiene el significado de mezquita podría significar «lugar de la mezquita destruida» en referencia a la mezquita almorávide que debió alzarse allí.
Una anécdota es que Alfred Hitchcock rodó en la Plaza escenas de la película «El hombre que sabía demasiado«

 

2- Madraza Ben Youssef

Medersa Ben Youssef
Esta escuela musulmana es la más grande de Marruecos y fue construida en el siglo XIV.
La Madraza fue durante más de cuatro siglos un hogar para estudiantes en busca de conocimiento en diversas ciencias, incluida la teología. Tenía 132 habitaciones para estudiantes que no eran de Marrakech y podían acomodar hasta 900 estudiantes. Estuvo en uso hasta el año 1960.
El patio central es espectacular con una increíble lámpara de hierro, los arcos y muros decorados con azulejos, y las paredes cubiertas de paneles de zellige (tipo de mosaico ornamental), cedro, estuco y mármol hechos a mano.
Ahora se ha convertido en uno de los lugares que ver en Marrakech imprescindibles.
Horario de visita: todos los días de 8:00 a 18:00h.

 

3-Tumbas Saadies

Tumbas Saadies
Encontrar las Tumbas Saadies en la Medina es un poco complicado, por lo que no nos extraña que estas tumbas que datan del siglo XVI y no se re-descubrieron hasta el año 1917, cuando los franceses estaban realizando un estudio aéreo para la creación de mapas de la ciudad, fue entonces cuando fueron restauradas por los servicios de Bellas Artes . Situadas en el lado derecho de la mezquita Moulay El Yazid, cerca de la gran puerta Bab Agnaou, y donde se accede por un estrecho pasadizo.
Existen dos mausoleos, el principal consta de tres salas. La más famosa es la central que con sus doce columnas de de mármol blanco sosteniendo una cúpula de madera de cedro hecha a mano que es una verdadera maravilla. Esta sala contiene la tumba de Ahmad al-Mansur, su hijo Zidane, y los de sus sucesores inmediatos
El segundo mausoleo fue construido por Ahmad al-Mansur para la tumba de su madre Lalla Messauda y es de forma cuadrada con dos salas laterales. En los jardines que comunican los dos edificios se encuentran tumbas de los soldados y sirvientes.
La verdad es que las tumbas Saadies son algo interesante que ver en Marrakech.
Horario de visita: todos los días de 9:00 a 16:00h.

4- Mellah

Plaza Des Ferblantiers, extraída de TripAdvisor
La mellah (barrio judío) de Marrakech fue creada en 1558, bajo el reinado de Moulay Abdallah de la dinastía saadí, quien estableció en Marrakech la capital del imperio. Para evitar conflictos con la población musulmana, el sultán les destinó un espacio junto al Palacio Real, rodeado por una muralla y con sólo dos puertas que lo conectaban a la medina. Custodiadas por soldados del rey, las puertas se cerraban cada noche para que nadie pudiese entrar o salir hasta el día siguiente. Los judíos tenían su propio mercado dentro de la mellah, sus sinagogas y cementerio.
Aunque ahora su presencia es testimonial, aún se conserva alguna sinagoga como la Al Azama, que junto al cementerio judío son dos de sus principales atractivos. Para acceder al Mellah se tiene que llegar hasta la Plaza des Ferblantiers (plaza de los hojalateros), puerta de entrada al barrio y a unos 15 minutos andando de la Plaza Jamaa el Fna.

 

5- Mezquita de la Koutubia

Koutubia
Uno de los edificios inconfundibles de la silueta de Marrakech es el minarete de 66 metros de la Mezquita Koutoubia o Kutubía. La Koutoubia es la mezquita más importante de Marrakech y una de las más grandes del mundo árabe. Está mezquita se encuentra muy cerca de la Plaza Jamaa el Fna, un dato interesante es que la Giralda Sevillana está inspirada en esta mezquita.
El nombre de la mezquita se traduce como la de los libreros y es un buen punto de referencia cuando te pierdes. Como el resto de mezquitas de la ciudad está prohibida la entrada a los no musulmanes. El ambiente alrededor de la mezquita cuando empiezan las llamadas a la oración es realmente interesante. Dar un paseo alrededor de sus jardines es una gran idea, dada su belleza.

 

6- Palacio de la Bahía

Palacio de la Bahía
El Palacio de la Bahía que fue construido para ser el palacio más espectacular del mundo, es otro de los lugares que ver en Marrakech. Como curiosidad, el nombre del palacio significa «el bello» o «la bella». Hay diversas teorías de si el nombre viene dado por el palacio en sí, o por la mujer preferida del visir, en cuyo caso sería «El Palacio de la Bella».
La construcción del palacio llevó más de una década y fue llevada a cabo por el gran visir del sultán Abdelaziz Si Moussa. A finales del siglo XIX quedó en manos de Abu Bou Ahmed, un esclavo negro que llegó a ser visir. Éste ayudó a llevar al palacio a su máxima expresión.
En las 8 hectáreas de extensión que tiene el palacio se ubican 150 habitaciones que dan a diversos patios y jardinesLa parte más interesante del Palacio Bahía es el harén de las 4 esposas y las 24 concubinas de Abu Bou Ahmed.
Aunque actualmente el Palacio está bastante desolado, merece la pena su visita, se encuentra a un escaso kilometro de la Plaza Jaama el Fna
Horario de visita: todos los días de 9:00 a 16:30h.

 

7- Jardines Majorelle

Jardines Majorelle
Los jardines de Majorelle representan un espacio botánico muy atractivo en la ciudad de Marrakech. Creados en 1924 bajo el diseño del artista francés Jacques Majorelle, en un primer momento funcionaron como propiedad privada del pintor para abrirse al público en 1947. Amante de la botánica, el artista se mudó en 1922 a una finca, instalando alrededor de su chalet un jardín con varios ambientes y exuberante vegetación. Así se conformó una obra de arte viva, compuesta de plantas exóticas de diferentes partes del mundo.
A partir de 1980, los jardines de Majorelle pasaron a propiedad del reconocido diseñador de moda Yves Saint Laurent, quien junto a su pareja se encargó de restaurarlos y de incorporar nuevas especies. Además, transformó parte del chalet en el Museo de Arte Islámico de Marrakech, exhibiendo su colección personal de objetos de Asia y África.
Cactus, yuccas,  jazmines, palmeras, cocoteros, bananeros, bambús y plantas acuáticas son algunas de las especies que desde entonces abundan en el lugar. Además, el artista creó un llamativo color azul con el que pintó las paredes del chalet y de todo el jardín.
En la actualidad los jardines cuentan con vegetales de los cinco continentes y más de quince especies de pájaros característicos del país. Se trata de un importante atractivo turístico, sobre todo para aquellos que busquen apartarse de la ciudad y disfrutar de un día de descanso al aire libre.
Horario de visita: Todos los días de 8:00 a 17:50

 

8- Jardines de la Menara

Jardines de la Menara
Los Jardines de Menara son los jardines más conocidos de Marrakech. El pabellón fue construido durante la dinastía Saadi del siglo 16 y renovado en 1869 por el sultán Abderrahmane de Marruecos, que se alojaba aquí en el verano.
El nombre menara deriva del pabellón con su pequeño techo de pirámide verde (menzeh), que significa faro. Aunque no hay un faro real en los jardines, cualquier edificio que se encuentre a gran altura se conoce localmente como menara, como la mezquita Menaret manaara.
El pabellón y el estanque (un lago artificial) están rodeados de huertos y olivares. La intención de la cuenca era irrigar los jardines y huertos circundantes utilizando un sistema sofisticado de canales subterráneos llamado qanat. La cuenca se abastece de agua gracias a un viejo sistema hidráulico que transporta agua desde las montañas ubicadas a unos 30 km de Marrakech. Él también sirvió como una estación marcial.

 

9- Palmeral de Marrakech

Palmeral Marrakech
El Palmeral de Marrakech tiene más de 100.000 palmeras y fue plantado durante la dinastía almorávide en un terreno de más de 13.000 hectáreas.
La forma más agradable de visitar el palmeral es en calesa. Contratando uno de estos coches de caballos durante 2 horas podréis realizar el trayecto que separa la Plaza de Jamaa el Fna del Hotel Palmeraie Golf Palace.

10- Curtidurias

Los curtidores de pieles se encuentran cerca de Bab Debbagh (al lado del río).
Lo cierto es que no son tan espectaculares como las curtidurias de Fez, pero si no se tiene la posibilidad de ir a las de Fez, es una buena opción visitar las de Marrakech. Ojo os vais a encontrar con un montón de guias falsos que os van a enredar por la medina.

 

11- Palacio Badi

Palacio Badi
El palacio Badi son casi todo ruinas aunque es suficiente para hacerse una idea de lo majestuoso que llegó a ser. El palacio data del s.XVI. Aquí es donde los monarcas saadíes realizaban sus celebraciones. Su nombre se traduce como “El Incomparable” (El Badii) pues tenía más de 300 habitaciones decoradas con: oro, turquesas y cristal.
A finales del siglo XVII, cuando el sultán Moulay Ismail trasladó la capital de Marrakech a Meknes llegó el saqueo y la decadencia del palacio.
Horario de Visita: cada día de 9:00 a 16:30 horas. El viernes: de 15:00 a 17:45 horas.

 

12- Zoco

Zoco Marrakech
El zoco de Marrakech es enorme, puedes encontrar centenares de puestos desde el norte de la Plaza de Jamaa el Fna y adentrándose en las laberínticas calles de la medina. Marrakech es prácticamente un gran mercado, por lo que resulta bastante difícil delimitar las zonas más comerciales. Una de las mejores zonas para perderse y verse inmerso en un cuento de «Las Mil y una Noches».
La gran mayoría de los productos típicos de Marrakech son de origen artesanal y en muchos casos es posible ver el proceso de elaboración en los mismos puestos en los que se venden los productos. En el zoco de Marrakech se pueden encontrar las artesanías de casi todo Marruecos-
Cuero: En Marrakech se puede encontrar una abundante oferta de zapatos, bolsos, cazadoras y otros objetos realizados en piel curtida mediante las técnicas más ancestrales.
TejidosAlfombras, tapices y chilabas invaden las tiendas y puestos callejeros de Marrakech.Si no tenéis intención de comprar ninguna alfombra debéis dejarlo claro desde el primer momento, de otro modo pueden producirse situaciones muy incómodas provocadas por los insistentes vendedores.
Objetos de metal: En los zocos son abundantes los objetos realizados en plata y cobre.
Dátiles: Los dátiles son muy demandados por los musulmanes, sobre todo con la llegada del Ramadán. Se pueden encontrar puestos con infinidad de variedades y diferentes precios y calidad.
Dulces: Como su nombre indica, son especialmente dulces. Las pastas típicas marroquíes que suelen servirse acompañando al té están realizadas a base de miel y almendras.
Especias: Los amantes de las comidas especiadas pueden aprovechar su viaje a Marrakech para comprar especias de cientos de sabores y olores.
Azafrán: Aunque el azafrán en España se vende a precios muy elevados, en Marruecos es posible encontrar auténticas gangas. Pero Ojo que a veces son hebras de plástico teñidas con colorante.

13- Muralla de Marrakech

Bab Agnaou
El origen de la muralla se remonta al siglo XII, cuando se consideró la necesidad de levantar una fortificación  que defendiera los mercados y el campamento militar que por entonces era Marrakech. Ello llevó a construir una primera Kasbah, o ciudad fortificada. En los siglos posteriores, la muralla se fue ampliando y redefiniendo su trazado, hasta la gran fortificación que ahora se puede ver.
La Muralla de Marrakech rodea por completo la Medina, o recinto de la ciudad antigua, la cual se extiende por unas 600 hectáreas, y la cual en 1985 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco
Llama la atención el llamativo color rojo de la muralla, lo cual se debe a haber sido construida con una arcilla rojiza que cambia de color según tono de la luz durante el día. Lo más destacado de la muralla son algunas de sus 19 puertas, sobre todo, la denominada Puerta de Bab Agnaou, que por el lado suroeste de la ciudad permite acceder a la antigua Kasbah.

 

14- Plaza de las Especies 

Plaza de las Especies
Sin duda, es la plaza más colorista de Marrakech. Transeúntes y locales se mezclan en un desorden caótico organizado. Sus olores son indescriptibles. En cualquiera de sus múltiples puestos se pueden encontrar ungüentos y especias para remediar cualquier mal.

 

15- La Mamounia

Restaurado y redecorado por Jacques Garcia, este hotel es el lujo por antonomasia, considerados uno de los hoteles mas caros de Africa. Muchos salones y terciopelos donde desconectar del mundo entero. Favorito de muchos famosos como Audrey Hepburn, Hemingway y muchos más. La Mamonunia cuenta con unos jardines espectaculares donde puedes dar un paseo y tomarte tranquilamente una copa de vino.
Actualmente está en venta.

16- Gueliz

La parte nueva de la ciudad de Marrakech queda representada en las grandes avenidas Mohamed V y Mohamed VI.  Para que os hagáis una idea de lo que encontraréis en la zona, basta con decir que en la avenida Mohamed V hay una gran tienda de Zara de reciente construcción.
A lo largo de la avenida Mohamed V encontraréis las tiendas de ropa más lujosas de la ciudad, así como numerosas franquicias comerciales que existen en Europa.

17- Bus Turístico Marrakech

Existe la posibilidad de dar un Tour por la Medina de Marrakech, en un moderno Bus Turístico, es interesante hacerlo una vez se haya paseado por la Medina antigua, ya que podréis contrastar ambas medinas, una muy tradicional y la otra muy Europeizada.
Os dejo enlace del bus turístico. https://marrakech.city-tour.com/es

 

¿DÓNDE COMER EN MARRAKECH?

Existen una infinidad de lugares dónde comer bien en Marrakech, os detallamos algunos de los más modernos y que su ubicación y decoración los hacen únicos.
Al margen de esto desde luego es muy recomendable cenar una noche en las paradas de comida de la plaza del Jamaa el Fna, normalmente suelo ir al puesto número 22, por afinidad con los dueños. La comida en las paradas es simple y bastante basada en frituras, pero es una experiencia cenar allí.

1- Nomad

Vistas desde el Nomad Cafe
Derb Aarjan Rahba Lakdima
Este restaurante está de moda, restaurante con decoración moderna sin dejar los toques étnicos, cuenta con unas vistas privilegiadas a la Plaza de de las Especias. La comida típica de Marruecos con cambios modernos que la convierten en mas apetecible! Gustos nuevos, buena presentación, buen servicio, recomendado el helado de flor de ibiscus y la hamburguesa.!!

2- Chez Chegrouni

Vistas de la plaza
Plaza Jemaa el Fna
El restaurante Chez Chegrouni, el cual se localiza, nada más y nada menos, que en la Plaza de Jemaa el Fna, o lo que es lo mismo, en el corazón de la vida de la ciudad.  Además de buena comida y bebida los precios son muy baratos y es el lugar ideal para vegetarianos y personas con estómagos delicados.
Para comer típica comida marroquí a muy buen precio y con vistas a la plaza Jemaa el Fna o mejor es cenar en la terraza de arriba donde tienes 4 mesas que ofrecen vistas a toda la plaza. El resto de mesas no tiene ningún tipo de vistas.

3- Café Atay

Cafe Atay
62, Rue Amsefah Sidi Abdelaziz
Atay Café es un Oasis en la medina ¡¡ En la parte mas antigua del Zoco, se encuentra Atay, ofreciéndote una combinación excelente de vistas tanto a la medina como a el atlas y una buena carta de especialidades marroquíes.
Atay Café es un pequeño restaurante en medio del zoco con un gran encanto. Tiene tres plantas, cada una de ellas con una decoración chic-vintage, con una buena elección de carta de colores y con un suelo de baldosas hidráulicas maravillosas. La azotea es una maravilla.

4- Le Famille

Le famillie
34, Derb Jdid
Imaginaros un oasis de paz en medio de las ajetreadas calles de Marrakech. Un jardín lleno de plantas, decorado con estilo mediterráneo, en tonos blancos, tierra y un toque turquesa, combinando piedra y madera en su mobiliario.
Cuentan con una carta reducida pero la comida está realmente buena. Comida mediterránea con un toque exótico.
En definitiva muy diferente a lo que se oferta en el resto de la ciudad, es un auténtico placer. Hay que reservar con anterioridad pues suele estar siempre lleno.

 

5- Le Jardin

Le Jardin
Souk Jeld Sidi Abdelaziz
Le Jardin es de estos sitios de Marruecos que parece que entras a otro mundo. Un rincón lleno de encanto, donde oyes los pájaros cantas junto a un hilo musical impecable y qué decir de la comida,es buena pero quizás el precio es un poco elevado, pero merece la pena. Una vuelta moderna a la comida marroquí tradicional. Nos ha encantado!!
Decorado en verdes realmente dá la sensación de estar en un jardín.

 

6- Terrase des Épices

Terrase des Épices
Sidi Abdel Aziz, 15 souk cherifia
El restaurante fue inaugurado en otoño de 2007 por Nicolas Nancy , que deseaba ofrecer a todos aquellos que les gusta pasear en la medina, la felicidad de un momento de relajación y placer. Así que llamó a la decoradora Anne Favier, quien creó la Terraza de las Especias.
Construido en una gran terraza, que ofrece el suntuoso panorama de los picos del Atlas y el minarete de la Koutoubia. Al caer la noche, la terraza, bellamente iluminada, se vuelve mágica y es una cena bajo las estrellas, suele haber un Dj pinchando en directo. Y lo más importante para los cerveceros, hay cerveza a presión !!!!

7- Café des Epices

Café des Epices
Derb Rahba Lakdima
En el corazón de la medina y los zocos de Marrakech, el Café des épices es imprescindible y refrescante para todos aquellos que vienen a pasar el rato o regatear durante horas.
El Café des Epices,  está ubicado en  la plaza de las Especias, en un pintoresco y encantador lugar, Kamal y Nicolas han hecho un buen trabajo. Su decoración despojada pero respetuosa con la arquitectura y los colores de Marrakech, es como un oasis de tranquilidad enroscado en el corazón del agradable bullicio de la medina. Aquí, no hay encantadores de serpientes, puestos de jugos de naranja o vendedores ambulantes.
Fuentes
https://www.disfrutamarrakech.com
http://www.mundocity.com/africa/marrakech/mellah.html
http://www.jardinmajorelle.com/
http://www.jardin-menara.com/es/
https://marrakech.city-tour.com/es