FEZ

¿QUE VER EN FEZ?

Una de las ciudades más conocidas y más importantes de Marruecos es la mítica Fez. Conocida como la capital del Islam y forma parte de las cuatro ciudades imperiales Fez  Mequinez, Rabat y Marrakech. Ciudad dónde se celebra también el Festival de las Músicas Sacras.
La ciudad fue fundada por Idris I​ en el año 789.
La medina de Fez se divide en tres zonas totalmente diferentes, Fez, Fez el-Bali que es la zona antigua donde se encuentra la medina, siendo la mayor zona peatonal del mundo y que en la actualidad está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1981, Fez el-Jdid que es donde se encuentra el Mellah ( el barrio judío) y por último la Ville Nouvelle que es la zona francesa.
Los viernes, día santo para los musulmanes, la gran mayoría de comercios están cerrados, las calles cambian totalmente y parece otra ciudad.

1- Madraza Bou Inania

La Madraza Bou Inania fué construida en el año 1350 es una de las escuelas coranicas de estudios superiores que a su vez ejercían como residencias. y desde entonces ha estado en uso. Lo más importante sobre ella  es uno de los pocos edificios religiosos que en la actualidad se continua utilizando y a su vez se permite la entrada a los visitantes no musulmanes. El precio de entrada es de 10 dh por persona. Situada en una de las calles principales la Taala Kebira, justo delante del reloj de agua.
Una vez en el interior del patio, llaman la atención las paredes talladas a mano con gran precisión sobre estuco y madera. La parte baja de las paredes se ve cubierta por pequeños azulejos que componen infinidad de motivos geométricos.
Al contrario que en las otras madrazas , la fuente de abluciones del patio aún se encuentra en funcionamiento para ser utilizada por los cientos de fieles que continúan acudiendo para la oración. Su torre y el tejado se encuentran cubiertos de azulejos verdes. Algo muy recomendable que ver en Fez.

2- Reloj de Agua

Foto de wikipedia
Dar al-Magana, nombre árabe para designar a la casa del reloj, se encuentra en la Medina de Fez en la calle Taala Kebira, frente la entrada de la Madraza Bou Inania.
Las clepsidras son relojes que funcionan con agua, fueron utilizados en la antigüedad egipcia como alternativa a los relojes de sol durante la noche. Funcionaban básicamente con un sistema de vaciado de agua. En un vasija de cerámica señalada con diferentes lineas se llenaba agua. Mediante un sistema de vaciado muy preciso se iba vaciando el agua según pasaban las horas. De esta manera tan sólo mirando el nivel de agua se podía presumir la hora del día/noche.
La Clepsidra de Dar al-Magana fue construida en 1357, encargada por el sultán Abu Inan Faris de la dinastía de los Meriníes. Realmente el edificio no es el reloj en sí, toda la fachada es una muestra de la artesanía y la ingeniería de la época. El reloj de agua está en el interior aunque desde fuera no es posible conocer su mecanismo.
Ha habido varios intentos  de reconstruir el mecanismo  del reloj pero han fracasado hasta el momento. Los cuencos fueron retirados en el 2004 para su restauración, pero lo que se restauró  fue la  fachada exterior, para reforzarla y mantener los elementos originales . El reloj hace siglos que no funciona.

3- Madraza Attarine

La Madraza Attarine es muy bonita en su interior y a pesar de ser parecida a la Madraza Bou Inania tiene su propio encanto y su propia historia. Esta madraza en sus inicios fue una de las principales escuelas coránicas construida entre 1323 y 1325 bajo las órdenes del sultán Abu Said,  se la considera la madraza más bonita de Fez.. En esta Madraza aun habían estudiantes hasta principios del siglo XX que fue cuando se dejó de utilizar y sus estudiantes tuvieron que abandonarla.
La Madraza se extiende en torno a un patio abierto en cuyo centro se alza una imponente fuente de mármol. Al final del patio, una cúpula de madera de cedro con abundante ornamentación cubre la sala para la oración en la que se puede contemplar el mihrab señalando la dirección de la Meca y por lo tanto la dirección del rezo. Las paredes de la Madraza están decoradas con preciosos mosaicos sobre los que se encuentran inscritas algunas frases del Corán a modo de decoración. En la parte superior de las paredes se puede apreciar un detallado trabajo realizado en estuco representando cuidados motivos florales. Las plantas superiores del edificio están ocupadas por las pequeñas habitaciones en las que los jóvenes estudiantes pasaban sus años de estudio.

4- Mezquita Al Qarawiyyin  o Universidad Al-Karaouine

Foto Nacho Mayals
La Mezquita y la universidad ocupan el mismo recinto y fueron construidas en el año 859 bajo el mandato de Fátima al Fihriya y en la actualidad este edificio es uno de los complejos arquitectónicos más importantes de Fez. La Universidad de Fez es la más antigua del mundo y uno de los centros más importantes de aprendizaje del Islam.
El sultán Abú Inán dotó a la Universidad al Karaouine de una biblioteca con un contenido muy rico que en 1613 llegó a superar la cantidad de 320.000 obras y manuscritos. Fue entonces cuando estudiantes y sabios comenzaron a desplazarse hasta Fez, convertida en capital de la ciencia y el conocimiento del Magreb. Hoy en día la biblioteca aún conserva más de 30.000 obras, entre las que se incluyen algunos ejemplares raros y manuscritos únicos en el mundo.
Al igual que ocurre con el resto de las mezquitas de Fez, sólo pueden acceder al interior de la Mezquita al Karaouine las personas pertenecientes a la religión musulmana, por lo que los turistas deben conformarse con el pequeño espacio que se puede vislumbrar desde la puerta.
Desde esta foto panorámica se puede apreciar las dimensiones de la Universidad. En algunos Barrios de Fez que se consideran sagrados, para acceder a ellos existe un tronco que va de un extremo a otro de la calle, que limita el acceso de animales al Barrio, es el caso para acceder al Barrio dónde se sitúa Al Karaouine.

4- Fez El-Bali 

Foto: Nacho Mayals
Laberíntica, caótica y atestada, la Medina Fez el-Bali comprende la zona más antigua de la ciudad y data del siglo VIII.
La Medina Fez el-Bali comprende más de 300 barrios y 9.000 callejones, gran parte de ellos sin salida, muchos de ellos están techados y són oscuros. Aunque la norma ya no se aplica, antiguamente cada barrio contaba con una mezquita, una Madraza, un horno, una fuente y un hammam. Normalmente el horno y el Hammam suelen estar al lado para aprovechar la misma leña para ambos.
Recomiendo totalmente la contratación de un guía local para visitar la Medina, puesto que ésta, está llena de símbolos, que de otra manera pasarían desapercibidos. La Medina es complicada y se requiere de tiempo perdiéndose por ella para llegar a los lugares. Así que con un guía llegaréis a todos los puntos de interés. El precio orientativo de un guía oficial va entre los 200 Dh por medio día y los 500 Dh por día completo. (Para todo un grupo).
Si ninguna de las opciones anteriores os convence, lo mejor es tomar una de las dos calles principales, Talaa Kebira (la gran cuesta) o Talaa Saghira (la pequeña cuesta), y avanzar por ellas tomando callejones pero tratando de mantenerlas como referencia.

 

5- Palacio y puerta real de Fez 

El Palacio es inmenso y entrar a su interior está prohibido así que el viajero deberá conformarse viendo solo las puertas que están en el exterior. Este palacio fue construido en el siglo XIV y es uno de los mas grandes y más antiguos del país.Debido a su gran tamaño, el recinto se edificó fuera de la antigua medina por lo que, tras su construcción, surgió una nueva medina, Fez el-Jdid, para abastecer las necesidades de palacio. En las proximidades se sitúa el Barrio Judío (Mellah) que, tras sus tiempos de gloria, yace destartalado recordando tiempos mejores.
Al igual que la mayoría de las mezquitas y palacios de Marruecos, es imposible visitar el Palacio Real, o tan siquiera contemplar su exterior. Una vez más, los visitantes deben conformarse con la vista de las impresionantes puertas que conducen al palacio: se trata de siete puertas de diferentes tamaños que representan los siete días de la semana y los siete niveles de la monarquía. Las enormes puertas de bronce se encuentran enmarcadas por miles de pequeños azulejos de cerámica, en los que predominan los colores azul de Fez y verde del Islám, que componen variadas formas geométricas.

 

6- Museo Dar Batha 

El museo Dar Batha es uno de los lugares que digno de conocer antes de iros de la ciudad de Fez. De este museo hay que destacar dos cosas el edificio en si mismo que es un antiguo palacio hispano-árabe de finales del siglo XIX con unos hermosos y exuberantes jardines, y que en su interior se alberga una extensa colección de arte y objetos de artesanía tradicional marroquí.
Entre las piezas históricas y artísticas que se exponen en el museo se incluyen tallas de madera, azulejos, bordados fasíes, alfombras bereberes y algunos instrumentos musicales de gran antigüedad. El museo posee un jardín de estilo andaluz en el que se puede pasear junto a los naranjos y las encinas para alejarse durante unos momentos de las prisas y el ruido de la medina.

7- Curtidurias de Fez – Chouwara

La curtiduría Chouwara es la más extensa de las cuatro curtidurías tradicionales que continúan con vida en el corazón de la Medina. En ellas, infinidad de fosas repletas de tintes naturales componen un colorido paisaje mientras se encargan de la producción y coloración del cuero del cordero, el buey, la cabra y el camello.
El primer paso que se realiza en las curtidurías tradicionales es introducir las pieles en enormes cubas repletas de cal y excrementos de paloma, donde se dejan en reposo durante varios días. Posteriormente se retiran los restos de pelo que queden adheridos a la piel y se procede a la coloración de las piezas introduciéndolas en grandes cubas rellenas de tintes naturales de diferentes colores.
En este vídeo realizado por Nacho Mayals podréis ver perfectamente, todo el proceso de elaboración.

 

Ojo!!!!, en las propias curtidurías existen almacenes donde venden productos como babuchas, botas, bolsos, chaquetas, monederos, etc… Los precios que suelen dar de arranque son muy altos, superiores a los que podrías encontrar en Europa por el mismo producto, si vais a regatear partid ya de la base de la mitad de lo que os piden. Además muchos de los vendedores que están en estos almacenes tienen mal carácter.

 

8- Barrio judío o Mellah

Situada en el corazón de la Medina de Fez el Jdid junto al Palacio Real, «la Mellah» es una de las zonas más tradicionales y antiguas de Fez.
El nombre «Mellah», que posteriormente daría nombre al resto de las juderías marroquíes, procede de la palabra «sal» en árabe, algo que poseía un gran valor en la antigüedad y que los judíos utilizaban como moneda de cambio. De ahí proviene el nombre de «Salario».
La comunidad judía poseía el monopolio del comercio con los metales preciosos, algo muy productivo teniendo en cuenta que antiguamente una de las mejores formas de ahorrar era la compra de oro y plata. Uno de los detalles más importantes son las construcciones de los edificios, dotados de balcones exteriores con enrejados de hierro forjado, que son completamente diferentes de las casas marroquíes, en las que las ventanas están orientadas hacia un patio interior. La mejor forma de conocer el Barrio Judío de Fez es recorrer su calle principal la Rue Mellah y aventurarse hacia las estrechas callejuelas laterales para recorrer los que antiguamente fueron lujosos mercados de tela, que hoy en día se han convertido en simples tiendas de ropa.

 

9- Sinagoga Ibn Danan

En el Barrio Judío  está la Sinagoga de Ibn Danan que data del siglo XVII,  se entra a través de una sencilla puerta indistinguible de las otras de las casas vecinas. La puerta conduce inmediatamente a un corto tramo de escaleras que conducen al espacio rectangular de la sinagoga.​ La construcción es de mampostería cubierta con yeso. El techo es de madera pintada. Como curiosidad comentar que el templo consta de dos lugares para rezar, uno en la zona principal para los hombres y el otro en la zona más elevada para las mujeres.
Si os permiten subir al tejado, disfrutareis de unas grandes vistas.

 

10- Cementerio Judío

Foto Nacho Mayals
Recomendamos visitar el cementerio Judío, para tomar conciencia que los judíos fueron parte importante para entender el complejo trazado de la más antigua de las ciudades imperiales, podemos encontrar el cementerio justo delante  de la sinagoga Ibn Danan.
Como dato curioso decir, que el cementerio está detrás de una gran puerta de color verde, dónde se invita al visitante a llamar 3 veces al interfono, si la puerta está cerrada. Cuando crees que no te van a abrir y desistes de la visita, sorprendentemente la puerta se abre.
El precio de visita son 10 dh (1 euro). Vale la pena

11- Puertas de la muralla de Fez

Bab Mahrouk
La ciudad de Fez tiene gran cantidad de puertas. Cada una de ellas tiene su peculiaridad peculiaridad.
A destacar Bab Mahrouk que es la más imponente y una de las más desconocidas de Fez. También tenéis que ver la puerta Bab Al Amer, que se encuentra en el barrio Judío, la puerta Bab R’Cif que se encuentra en el zoco de los tintoreros,  Bab Guissa al norte de la medina, puerta construida en el siglo X, enfrente sobre una colina se encuentra el cementerio judío.

 

Bab Boujloud
La puerta más conocida ya que es por donde se accede a la medinaes la puerta Bab Bou Jelud.o conocida como la Puerta azul, construida en 1913 Atravesando la puerta se accede a la medina desde el noroeste, donde el camino se bifurca hacia la izquierda para entrar en Taala Kebira (Gran Cuesta) y hacia la derecha, en Taala Saghira (Pequeña Cuesta), dos de las principales arterias comerciales de la ciudad.. Hay que decir que la puerta es azul por la parte de entrada y verde en la parte de la salida.

 

12- Zocos

Zoco de las especias
Conocido como el Zoco de Henna establecido desde hace varios siglos como el mercado de artículos cosméticos y productos farmacéuticos tradicionales. El producto estrella de los puestos es el que da el nombre al zoco, la henna, muy utilizada por las mujeres marroquíes para colorearse las manos y el pelo utilizado también en muchas ceremonias tradicionales como bodas.
Zoco Attarine
Antiguamente especializado en tiendas de ultramarinos y productos farmacéuticos, hoy ha perdido gran parte de sus antiguas tiendas. A pesar de esto, continúa siendo uno de los más populares gracias a la variedad de especias que se pueden encontrar en sus puestos.
Zoco Nejjarine
Situado junto al  Museo de Arte y Artesanía de la Madera, el Zoco Nejjarine está compuesto por artesanos carpinteros que se esmeran en rematar sus últimas obras.
Zoco Sekkatine
El nombre del este zoco proviene de su especialización en la producción y venta de equipamientos para caballos y mulas.
Zoco Bellagine
Aunque en la actualidad se encuentra muy cambiado, el Zoco Bellagine estaba ocupado por los artesanos que fabricaban cerraduras de madera y los zapatos de madera que llevaban los fesíes durante la época de lluvias.
Zoco Chemainne
Antiguamente se trataba de un centro de producción y venta de velas y hoy en día está centrado en la venta de frutas secas.
Maristain Sidi Frei
Fue en su antaño un hospital psiquiátrico pero en la actualidad se encuentra el zoco de cerámica. La cerámica típica de Fez está pintada con azul cobalto.
Ademas existen numerosos Foundouks,  generalmente construidos en una plaza alrededor de un gran patio, el fondouk se utilizaba para almacenar bienes, albergar animales y monturas, y acomodar a comerciantes y viajeros. Eran lugares de intercambios entre artesanos y extranjeros que reunían allí. Los fondouks fueron reemplazados gradualmente por casas privadas y almacenes a medida que los comerciantes se volvían sedentarios y prósperos
El  mercado de bodas, es casi exclusivo para encontrar ropa de boda. Este mercado se encuentra cerca de la Rue Laa Tarine y en él hay gran cantidad de tiendas donde se venden los vestidos y trajes de los novios, así como unos grandes conos dónde se guardan los regalos, y tronos muy adornados con oros y brillantes. Los Kaftanes de boda son trajes muy elaborados que aún se realizan a mano y su coste es muy elevado.

 

13- Complejo Nijjarine

El complejo Nijjarine está compuesto por numerosos lugares de interés como son su fuente artesanal, una da las más bonitas de la ciudad. El zoco de boda artesanal y el Palacio Nijjarine. Este complejo se encuentra en la plaza del mismo nombre en medio de la medina de Fez.
El Museo de la Madera de Fez se ubica en una fondouk  que fue construida a principios del siglo XVIII para proporcionar comida y cobijo a los comerciantes de productos lujosos que viajaban hasta Fez. En la planta baja se llevaban a cabo las transacciones comerciales mientras que en las plantas superiores se encontraban las habitaciones en las que descansaban los mercaderes.

 

14- Gran Plaza Bou Jeloud

Es la plaza más grande del casco antiguo de Fez y se encuentra justo antes de entrar a la medina Fez El Bali.
Esta plaza semipeatonal vive dos momentos diferentes: uno durante el día con puestos de comida y otro durante el atardecer cuando acuden diferentes personajes para animar el ambiente nocturno a modo de pequeña Jemaa el Fna (Marrakech).
Además, este es el lugar que conecta la medina de Fez El-Bali con la medina de Fez El-Jedid.

 

15- Plaza Seffarine

En la Plaza Seffarine aún se conserva uno de los oficios más antiguos de Fez, el de los artesanos caldereros.
Aunque la plaza es conocida sobre todo por el oficio que se lleva a cabo en ella, también se pueden descubrir algunos prestigiosos monumentos como la Biblioteca Karaouine y la Madraza Seffarine.
Los caldereros se dedican a trabajar el cobre desde tiempos inmemoriales para producir algunos artículos como teteras, bandejas y ollas, a pesar a que actualmente los caldereros se dedican prácticamente a la reparación de antiguos recipientes, la plaza retumba de los sonidos de los artesanos.
En el centro de la Plaza se pueden ver calderos gigantes, normalmente son alquilados para ceremonias multitudinarias como bodas.

 

16- Barrio Andaluz

En el siglo IX la situación entre cristianos y musulmanes en España comenzó a alcanzar límites insostenibles hasta que, tras la «Matanza del Arrabal» que se produjo en Córdoba (entonces al-Ándalus), más de 20.000 familias emigraron de la península. Fueron más de 8.000 las familias que se asentaron junto al margen derecho del río Fez, llevando consigo su arte y su avanzada civilización, para crear el Barrio de los Andaluces.
La ribera andaluza se caracteriza por la originalidad de sus edificios religiosos y por las actividades artesanales de sus habitantes. Uno de los lugares más importantes del Barrio de los Andaluces es la Mezquita de los Andaluces, construida entre los años 859 y 860, que se caracteriza por su llamativo minarete verde y blanco.

17- Vista Panóramica de la Medina de Fez

Colina El Kolla

 

Algo fundamental que ver en Fez, es la vista panorámica, desde ella nos haremos una idea de lo inmensa y laberíntica que es la Medina. Desde muchas Terrazas de la Medina se puede intuir pero la mejor forma para verlo es subir en coche a Borj Nord donde se haya el fuerte y museo de armas.
Otra opción es la Colina El Kolla, una elevación en la zona norte de la ciudad que fue elegida por la dinastía Mérinide para ubicar su necrópolis de la que actualmente quedan unas ruinas

 

18- Festival de Música Sacra

Foto extraida de la web FesFestival
El Festival de Fes de las Músicas Sagradas del Mundo, fue creado en 1994 por Mohammed Kabbaj y Faouzi Skali, para dar respuesta y concordia espiritual mundial, ante la primera guerra del Golfo de 1991 y en 2001 se inscribe en ésta tradición del conocimiento artístico y espiritual de la ciudad.​
En el 2001 el Festival de Fez fue nombrado por la ONU como uno de los acontecimientos que más han contribuido al diálogo entre civilizaciones e incorporado al documento “Unsung Heroes of Dialogue” y los sitúa en unos de los 12 eventos más importantes para la promoción de la Paz.
Paralelamente al Festival, se ha desarrollado una red internacional que lo sostiene y lo promueve. Así nació en los Estados Unidos la organización Spirit of Fes Inc.,​ que organiza cada dos años un programa del Festival y del Foro de Fez en diversas ciudades americanas.
El Festival de Fez de las Músicas Sacras del Mundo tiene lugar cada año a principios de junio, es un evento muy importante ya que su misión es la aproximación entre los pueblos.
Durante diez días, tienen lugar diversos actos y veladas que se realizan en los entornos monumentales y lugares más importantes de la ciudad. Algunos eventos son abiertos a todo el mundo, otros de ellos son pagando entrada.
El Festival acoge cada año una multitud de artistas que vienen de todos los horizontes y de todas las culturas.
Para más información sobre el festival, visitar su web https://fesfestival.com

¿DÓNDE COMER EN FEZ?

La gastronomía de Fez es una de las mejores y más auténticas de Marruecos y son muchos los visitantes que regresan enamorados de sus platos tradicionales.. Por excelencia el plato originario de Fez es la Bastella, un hojaldre relleno de carne, aderezado con cebolla, perejil y almendras se suele servir sobre una base de yerbabuena y rocIado de azúcar glass y canela.

Café Clock

El restaurante café Clock es una buena opción. Situado junto a la calle principal de la medina la Taala Kebira, justo al lado del famoso reloj de agua, por ello su nombre, se trata de una vieja casa perfectamente rehabilitada con un aire moderno, con un servicio rápido y atento y una carta que combina platos típicos marroquíes con otros internacionales, y la exótica hamburguesa de camello. Además  siempre está lleno de exposiciones artísticas y culturales,  no suele faltar la música.

Riad Rcif 

El Riad Rcif se encuentra en la antigua medina de Fez, a solo 8 minutos a pie de la antigua madraza de Bou Inania. Ofrece una decoración marroquí tradicional, un hammam y un patio con fuente. Comer escuchando el sonido del agua y el canto de los pájaros no tiene precio.
Los camareros encantadores y serviciales y la comida…. es deliciosa, platos marroquíes hechos con amor. La bastella y el tagin de cordero riquísimos.

Riad Jardin Chifra

Para mí uno de los mejores, pero he de decir que tengo amistad con Moha desde hace muchos años, incluso he asistido a una boda de uno de sus familiares.  Dispone de  un jardín con fuente muy bonita y agradable. Para comer o cenar dispone  de tres menús a elegir, es una cocina tradicional bien elaborada, el servicio inmejorable, dispone también de una agradable terraza para tomar un buen té y fumar una buena shisha. Se sitúa en lazona de Batha, muy facil de llegar.

Riad Tafilallet

Un lugar fantástico, con una maravillosa Terraza, la comida es inmejorable y muy variada, disponen de una opción para vegetarianos, algunos platos tienen un toque muy occidental, cosa que se agradece. Un lugar tranquilo, acogedor. Ahmmed, tiene un trato exquisito con sus clientes y mima cada uno de los detalles. Muy recomendable.

 

Café Khmissa

En la Taala Kebira te encuentras con el café Khmissa donde puedes tomar una refrescante cerveza por 25 dh y la par que escuchas la más tradicional música gnawa de Marruecos, suele haber actuaciones cada día, merece la pena hacer un alto en este café.

 

Fuentes
https://es.wikipedia.org/wiki/Clepsidra_de_Dar_al-Magana_de_la_medina_de_Fez
https://www.porconocer.com/marruecos/edificios-emblematicos-en-fez-clepsidra-de-dar-al-magana.html
https://vecinadelpicasso.wordpress.com/2016/10/01/clepsidra-de-fez-marruecos/
https://www.fez.net
https://lostraveleros.com/que-hacer-en-fez
https://sobremarruecos.com/2009/10/04/museo-dar-batha-bello-palacio-en-fez/
https://sobremarruecos.com/2013/12/04/la-sinagoga-ibn-danan-en-fez/
https://www.guiademarruecos.com/ciudades-imperiales/fez/compras-artesania-en-fez/
https://es.wikipedia.org/wiki/Festival_de_Fez_de_las_M%C3%BAsicas_Sacras_del_Mundo
https://fesfestival.com