Descubriendo el desierto de Ouzina

Descubriendo Ouzina

Os pasamos a buscar por el hotel a la hora convenida. Antes de dirigirnos a Ouzina, haremos un alto en el pueblo de khamilia , donde sus habitantes son antiguos esclavos de Mali que se instalaron en Marruecos hace miles de años. Khamilia es también un lugar famoso por su arte, especialmente por la música y danza Gnawa. Para descubrirlo, nada mejor que detenernos en la sede de alguno de los grupos  (los pigeons du sable o los bambara)y disfrutar de una representación. Los instrumentos, como no podía ser de otro modo, ofrecen un ritmo totalmente africano. Incluso si viaja algún músico en el grupo puede comprar un gremble de fabricación propia.
Antes de proseguir hacía Ouzina, pararemos en lo que se dice que fué una playa hace millones de años y supuestamente hay fósiles de tortugas gigantes, la verdad es que lo parecen, pero no he encontrado nada que lo documente.
Está situado a 34km de Taouz y 70 kms de Merzouga. El pueblo es pequeño, apenas lo habitan unas 25 familias. Su entorno tiene el privilegio de ser un desierto puro donde todavía no se ha masificado por el el turismo. Es un lugar donde se puede apreciar el silencio, la mágia y la paz del desierto en su estado más puro. Una vegetación que contrasta con las bellas dunas naranjas que a su vez lo hacen con las montañas negras que caracterizan la zona de Ouzina.
En la parte inferior de las dunas de Ouzina hay una serie de pueblos que a día de hoy sigue conservando sus tradiciones ancestrales y sus singulares trajes del desierto del sahara.
Duración de la excursión 7 horas aproximadamente
La excursión incluye:
Recogida y traslado al hotel
4×4 con conductor
La excursión no incluye:
Comida y bebidas
Compras personales
Propinas


Contacta con nosotros vía Whatsapp